Nos encontramos en la disyuntiva de cómo organizar de una manera más óptima el departamento de Recursos Humanos, actividad que no es tan sencilla como parece en un inicio.

En principio porque organizar en un término laboral es igual a hacer que las personas ofrezcan lo mejor de sí, con una actitud favorable a seguir produciendo en la empresa lo que esta requiera.

El departamento de Recursos Humanos se organiza desde el principio

Para organizar un departamento como este no es necesario esperar a que requiera un tipo de cambio, basta con hacerlo en el momento oportuno, ya que se cambia para evitar algún contratiempo más adelante.

La función de Recursos Humanos en una empresa, sabemos, consiste en dirigir, planificar y retribuir todas las actividades, por ello es necesario saber cómo organizar este departamento fundamental para que la empresa siga produciendo de manera efectiva, a tiempo. Claro, el cambio será conforme a las necesidades de nuestra empresa, al momento en el que se encuentra el negocio, ya que de lo contrario se invertiría tiempo en un proceso que no se requiere.

En este sentido, no es una tarea sencilla el organizar un departamento cuya función es organizar a la empresa, por eso es necesario conocer las funciones y actividades de cada uno de los miembros del equipo de Recursos Humanos también.

Un método común y muy efectivo de organizar es el definir las funciones de cada empleado del área de Recursos Humanos. Así es, no todos en ese departamento deben tener la misma función, lo mejor es lindar responsabilidades, así se tendrá un mayor control tanto de ese departamento como del resto de los empleados.

Funciones de la plantilla de Recursos Humanos

Al lindar responsabilidades se pueden formar grupos, esto si la plantilla de Recursos Humanos lo permite, así algunas de las responsabilidades pueden ser:

  • Planificación de necesidades a corto, mediano y largo plazo. En este aspecto se pueden turnar las plantillas, para que cada una de ellas tenga una perspectiva distinta sobre las necesidades de la empresa.
  • Elaboración de los perfiles de los trabajadores. Al ir actualizando los perfiles de los empleados se puede conocer más a fondo a cada uno de ellos, su situación laboral y cómo es que ellos perciben el ambiente de trabajo.
  • Selección y formación de nuevos empleados. Esto para cuando la empresa lance vacantes de empleo, una plantilla de Recursos Humanos puede encargarse de la selección de los aspirantes y una vez seleccionados, la misma plantilla se puede hacer cargo del entrenamiento o formación de esos empleados.
  • Administración de personal, con trámites de suspensión laboral, permisos o despidos. Otra plantilla puede encargarse de esos trámites que en ocasiones son más confusos que los de ingreso de personal.

Como vemos, la organización de Recursos Humanos es una actividad compartida a la cual hay que prestar mucha atención. Más y cuando la empresa está creciendo, pues se necesita tener un mejor control y un mayor conocimiento de las nóminas, de los contratos, de los salarios, en fin, de las necesidades propias de los trabajadores.

Lo ideal es que las plantillas de Recursos Humanos se turnen a la vez entre sí, ello para que los mismos empleados de esa área de trabajo conozcan a fondo los métodos y procesos de esta importante área, la cual es fundamental para que una empresa alcance los objetivos planteados.

Encuentra nuevas oportunidades

Encuentra un mejor futuro

Si estas dispuesto(a) a encontrar el empleo que has estado buscando, envíanos tu CV y accede a nuevas oportunidades laborales

Quiero Subir mi CV