Cuando se trata de contratación, las cosas nunca han sido sencillas. Ya sea que esté expandiendo su propio equipo o trabajando para un cliente, encontrar e incorporar al candidato ideal conlleva sus propios retos y desafíos.

Desafortunadamente, con la pandemia en el 2020, ese conjunto de desafíos y retos parece haber aumentado.

Se inició con muchas precauciones de seguridad, limitaciones físicas y problemas financieros. Pero no todo es tan desalentador. Durante el año pasado, las empresas no solo han tenido que aprender a trabajar en circunstancias diferentes y nuevas. Además, tenían que encontrar soluciones creativas a problemas que antes parecían insuperables.

El cambio más significativo que vimos en 2020 fue el cambio a un modelo predominantemente de trabajo desde casa.

Si bien los empleados existentes se adaptaron a las nuevas formas de hacer su trabajo, muchos líderes vieron la idea del trabajo remoto como una opción viable por primera vez. Después de todo, si una empresa puede funcionar igual de bien sin una oficina, no debería haber ningún obstáculo para adquirir talento global.

Para los reclutadores, esto significa dos cosas.

Por un lado, está el hecho de los candidatos pueden ser muchos más. Gracias a los métodos de trabajo remoto comprobados, casi cualquier persona puede unirse a un equipo de trabajo y adaptarse sin problemas.

Al realizar pequeños ajustes en el proceso de contratación, como realizar entrevista a distancia, los reclutadores pueden obtener una impresión tan buena de un empleado potencial como antes de COVID-19.

Sin embargo, por otro lado, el proceso de incorporación se volvió mucho más arduo de completar con éxito debido a la falta de contacto cara a cara. La parte más desafiante de la contratación es fomentar una cultura de equipo positiva y productiva.

Es por lo que, en el futuro, los reclutadores deberán prestar más atención al proceso de incorporación cuando lo realicen en línea.

Si bien muchas industrias pueden emplear el modelo de trabajo a distancia, todavía hay quienes han tenido que regresar a los espacios de trabajo físicos. En este caso, habrá otra cosa importante que abordar, que es la seguridad en el lugar de trabajo.

Si bien el reclutamiento y la contratación han cambiado drásticamente debido a la pandemia del coronavirus, los reclutadores deben comprender que los cambios no son necesariamente negativos. De hecho, en algunos aspectos, incluso pueden ser una novedad positiva.

La situación sanitaria mundial requiere preparación y flexibilidad. Con esto en mente, la adopción de tecnología y la creación de protocolos para abordar posibles desafíos será necesaria si el objetivo es adquirir y mantener los mejores talentos.

Encuentra nuevas oportunidades

Encuentra un mejor futuro

Si estas dispuesto(a) a encontrar el empleo que has estado buscando, envíanos tu CV y accede a nuevas oportunidades laborales

Quiero Subir mi CV